SANATORIO MARINO DE GORLIZ (Segunda Parte-Vivencias)

Esta mañana me he encontrado con una trabajadora de Aterpe y su saludo a sido, buenos días Bloguero y (mi autoestima a tenido un subidón) me comenta: seguirás escribiendo sobre aquel niño que ingreso interno en el Sanatorio Marino de Gorliz ¿no?….. Va por ti.

El primer día me pase observando a todo lo que me rodeaba, yo solo hablaba mi lengua materna (el euskera),  y palabras sueltas en castellano,  y no entendía muchas cosas que me decían mis compañeros/as, me invadía la tristeza, (me sentía abandonado por mis padres) y yo llevaba solo 2 años que veía, (Cuando me dio la Polio me afecto todo el cuerpo y tuve vista retardada hasta los 6 años,  y aquel entorno tan majestuoso y tan grande que estaba embobado ),  yo por aquel entonces no caminaba y en mi casa estaba acostumbrado a ver las gallinas y ovejas en el prado y cuando me llevaba mi madre  a la escuela en un cochecíto de bebe,  (por aquel entonces yo no conocía las sillas de ruedas),  me sentía observado por otros niños/as y me hacían sentirme mal, pero en el Sanatorio lo primero que me di cuenta es que todos los niños/as tenían alguna discapacidad física y por primera vez me sentía igual a todos/as, no me sentía observado (que alivio). El siguiente impacto fue observar aquel inmenso mar enfrente del Sanatorio y su playa “Astondo”, que me invitaba a pensar o meditar, reflexionar,  que se yo,  no sabía distinguir lo que era cada una de las palabras y su significado,  todas me parecían que significaban lo mismo.  (hoy si se) ja,ja,ja. por algo han servido los esfuerzos y sacrificios de mis padres con mis estudios, me apetece recordar a mi padre con una canción, va por ti Aíta, donde quieras que estés (seguro que estas en el cielo)
Mi Viejo piero – YouTube

Vídeo de cancion mi viejo
Por hoy os dejo mis sentimientos están a flor de piel (lo siento) seguiré escribiendo…….
                                                                                                                                   I.H.